miércoles, 31 de diciembre de 2014

Persona. ¿Qué significa ser Persona?

Últimamente me está rodando por la cabeza un fenómeno que no llego a entender por qué sucede. Y es el hecho de que veo demasiado a menudo que en la gente crea gran confusión el significado de «qué es una persona».

¿Por qué no escribir un artículo en el blog y que se llegue a ver un poco de luz…?

Pues, eso he hecho. Es un resumen de lo que podría ser, o será el día de un mañana, el ensayo o libro que escribiré pero no sé cuándo. Espero con este paso, haber ayudado a ver un poco de luz a quienes estuvieran en la oscuridad, es mi mayor deseo.

¿Qué significa ser Persona?

Este concepto es un fenómeno que se da en la especie humana una vez que el individuo es consciente, no solo de que es algo, sino que es consciente de que es consciente y de que es alguien.

El individuo, el ser, se reconoce como que es un ser. Y sabe que es único en una especie única: la especie humana.

Se trata de consciencia en un ser. Y sabe que es un Ser. Es consciente de ello.

La persona, toda persona, forma parte de un grupo de convivencia social.
La persona, se forma en el grupo.
Pero la persona, es individual, y su formación a persona comienza en el ser propio que es como individuo, en su desarrollo y conocimiento del mundo que recrea como real. En su mente comienza el proceso. En su recreación del mundo tangible en el que está compartiendo la vida en su entorno con los demás que le son más cercanos. Después, su concepción cognitiva individual es configurada con la concepción colectiva generalizada del conjunto más cercano del grupo, no obstante, en esa colectividad de concepción generalizada, muchos individuos persistirán con su concepción propia independiente o paralela de la compartida con el grupo.

La concepción (cómo se concibe) como persona le será evolutiva en su desarrollo y le identificará como una entidad individual única no ya solo en el grupo de su entorno más cercano, sino allá donde se desplace en toda la especie y el mundo en el que vive.

En la sociedad, es un papel que representa y le identifica. Le dota además de cualidades, propiedades, derechos y obligaciones, tanto en unas formas de vida social como en otras, por ejemplo: persona con habilidades artísticas, habilidades deportivas, persona autodidacta, dotada en ciencias, altruista, persona cariñosa, persona muy familiar, persona solitaria, persona inteligente o torpe, persona de conducta agresiva e incluso delictiva, persona responsable de un colectivo social o un gran proyecto, estudiante, etc.
Pero, en estos casos, como es un papel representativo del individuo en sociedad, una persona a lo largo de su vida, puede cambiar su forma de vida, nunca una persona está sujeta (bajo ninguna ley por más que se le imponga alguna) ni obligada a ser de una determinada manera hasta su finalización de vida. Solo el desconocimiento de cómo cambiar, o una gravísima enfermedad, mantendrá a una persona sujeta a algo que no sabe que puede cambiar. Una persona no es un molde de un producto en serie en una fábrica… Una persona es una representación virtual de un ser vivo inteligente en sociedad.

Una persona, para sobrevivir se relaciona con el entorno y sus semejantes, y forma su propia vida y existencia social, individual y colectiva paralela a las de los demás de su misma especie adaptados en esa sociedad. De toda esta relación (y experiencias de adquisición individual y colectiva), hay consciencia y recreación esencial en el ser, y es condicionante que influirá en los periodos de toda su evolución: será la evolución y madurez de la persona.

En una persona en un momento determinado de su vida se reflejará todo el producto de lo que ha conseguido (lo cual le confiere) hasta ese momento determinado de la vida, pero solo hasta ese momento. O sea, la persona no es un momento en la vida, la vida es un conjunto de momentos en una persona.

Añadir que, supongo que es fácil entender que no hay dos personas iguales, ni que vivan la misma situación (desde cada uno) de una escena en un momento dado. Ni siquiera una misma persona volvería a vivir una escena exactamente igual que un momento anterior.

Dos personas equivalen a dos realidades y miles de hipótesis, si bien, dos personas pueden configurar la realidad con relación al otro, creando una realidad. Esto es vital para convivir en grupo, en familia, en sociedad, en la comunicación con los demás, en la educación, entretenimiento, etc.

También, millones de personas pueden configurar una aparente realidad con relación a un molde o modelo social. Por ejemplo, en algo que está de moda, en una religión, en una ideología política, etc. Pero, con esto hay que tener mucho cuidado, puede ser un bien social en buenas manos, pero… en malas manos puede ser muy peligroso, por ejemplo: en la manipulación de masas desde gente sin escrúpulos, líderes de una secta, especulación financiera en los medios de comunicación, seres vestidos de políticos con el afán de conseguir poder y codicia, manipuladores de información aprovechando el pensamiento de masas… etc.

Solo añadir que, el conocimiento, la cultura, la insistencia de aprender mientras el corazón sigue latiendo, la compañía de personas con cariño, una vida sin estrés, etc., son las mejores armas para que una persona viva feliz en grupo y con algo paz.        

-

De entre todas las cualidades y habilidades de las personas, me quedo en especial con las de empatía, el cariño, el arte, la capacidad de viajar, el altruismo, las grandes capacidades en ciencia y la insistencia de mirar a las estrellas y el deseo de un día tocarlas…

Espero haber ayudado a mucha gente a entender qué significa ser persona.

-

Juande, Sociosanitario y escritor
  

18 comentarios:

  1. Querido sanitario y escritor: me ha gustado mucho tu forma de intentar explicar lo que es ser una persona. Yo creo que es un individuo (dotado de una características que le hacen único; que es capaz de vivir en una sociedad en la que tendrá que luchar con inteligencia y voluntad para luchar por sus derechos y obligaciones. Desde aquí te deseo para el 2015 que todas tus ilusiones se conviertan en realidades. Que escribas este libro sobre lo que es ser persona. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi. What such?

      Hola, querida amiga Agueda, qué tal…?

      Celebro que te haya gustado.

      Ahora, si me permites decirte: en el artículo, al decir:

      «En la sociedad, es un papel que representa y le identifica. Le dota además de cualidades, propiedades, derechos y obligaciones, tanto en unas formas de vida social como en otras…»

      En lo de «le dota», me refiero al papel que el individuo interpreta en la sociedad. El papel o representación para relacionarse con los demás. Y no a que tenga un don o venga con dote alguna.
      creo que ningún ser vivo inteligente nace con ningún don como dote (a día de hoy). La persona es un producto virtual, se crea en la mente, para relacionarse con su entorno y los demás. Todo lo que adquiere es a través de aprendizaje, adaptación, reconocimiento… etc.

      El convivir y sobrevivir en sociedad, requiere de una educación, adaptación, cultura, etc. Y aún así, muchos no aprenden… se trata de aprendizaje.

      Te deseo la mejor de las navidades… Que seáis inmensamente felices en casa.

      All the best for the new year

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Juande, me ha gustado mucho tu artículo, deseo que escribas ese libro tan pronto como te sea posible.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Aurora, qué tal…?

      Celebro verte por aquí en año nuevo. Y celebro que te haya gustado este artículo, creo sinceramente que es muy interesante.

      Por cierto, no sé qué edad tienes, pero si hubieras nacido en 1959, 1953 o 1970, el calendario de este año es el mismo que el de esos años… el año se repite, todo vuelve a caer en el mismo día de la semana.
      El año que viene, 2016… el que se repite, es el mío… estoy deseando que se pase ya este año… je, je…

      Abrazos‼

      Eliminar
  3. Hola Juande, un buen tema de reflexión. Yo añadiría algo más: las personas somos bastante más de lo que nos imaginamos, que no es mucho y más bien superficialmente. Un placer pasar por aquí como siempre y te deseo un estupendo 2015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Germán, celebro verte por aquí. Qué tal…?

      Es un tema de reflexión que ojalá hubiera más gente que reflexionara.

      En cuanto a que seamos más, o menos, de lo que nos imaginamos… déjame decirte que depende de quién se lo imagine. Porque algunas personas (por ejemplo yo) tenemos una imaginación tan desbordante…

      El ser o no ser (en cantidad) de las personas, creo que tiene que ver con la cultura (cultura en conocimientos y formación de estudios, me refiero) del grupo en el que se desarrolla la persona y con la persona misma como individuo en su propia evolución y madurez personal, y con lo que cada uno entiende que se es más o menos, sin generalizar.

      Feliz Año.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hablando de personas; ¿donde anda la tuya?. Espero que donde sea sea divinamente con salud y rodeado de quién quieres. La verdad es que yo pienso mas veces en ocuparme de personas que de chismes de estos que nos tienen obnubilados.
    Que seas feliz y aparezcas aunque sea de cez en cuando a unque sea a saludar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos, qué tal…?

      Celebro verte y agradezco muchísimo lo que me dices.

      Ando perdido pero estable. Confuso pero con ideas claras. Un poco deprimido pero contento. Dubitativo pero dudas inteligentes. Cansado pero con inmensa energía. Y de salud… un lujo a mi edad, porque he aprendido a cuidarme a través de ejercicio físico, mental y nutrición.

      Pero… estos días estoy un poco jodido porque tuve un esguince en la rodilla (subiendo deprisa una escalera se tronchó algo ahí, como una caña que parte), junto al menisco que ya estaba pocho… no obstante se está terminando de poner bien y ya noto fuerza y cojo la bici para fortalecer más esa zona.
      Me lo he tenido que curar solo con una rodillera y posturas elevadas, porque los antiinflamatorios que me recetó la doctora al segundo día me abrieron herida en el intestino (con sangre interior) y hubo que dejarlos y tomar protector de estómago.

      Ya voy dejando poco a poco la rodillera y ando bastante bien. Estoy hecho a este tipo batallas, no me suponen dejar las tareas diarias.

      En realidad, lo del esguince fue por causa mía. En mis ejercicios de relajación y estiramiento hacía dos meses que probaba un estiramiento y la rodilla izquierda se quejaba cada día, no del estiramiento en sí sino más bien del giro con relación al pie… yo no la hacía caso. Y seguía y seguía…
      Hasta que un día, subiendo deprisa unas escaleras… ¡Craaac! se tronchó un ligamento que ya estaba hasta las narices de mí y mis abusos y mi hipocresía sin sensibilidad hacia las zonas que se merecen más respeto… y, y, y… bueno, pues sí, ya he aprendido la lección.

      Y, estoy de acuerdo, pasaré más a menudo como mínimo a saludar.

      Abrazos‼

      Eliminar
  5. Juande, dices que "Una persona es una representación virtual de un ser vivo inteligente en sociedad". Lo cierto es que como sabes viene del latín ( aunque el origen se remonta al griego) y que es la máscara del actor, el personaje teatral.

    Espero que estés bien de salud y que te hayas recuperado de tu rodilla, que he visto en comentario anterior que estaba lastimada.

    Salud y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Celeste, qué tal…? Celebro verte por aquí.

      De salud, bien, e incluso agradecido, no obstante es porque he aprendido a cuidar esa salud; cosa (la de cuidarse) que no sabía muchos años atrás.

      De la rodilla, mejor, ya no me pongo la rodillera pero algunos días sí hay alguna molestia (creo que debería llevarla aún pero como soy rebelde no me la pongo). Lo de la rodillera me ha resultado curioso y muy positivo, es algo que en mi persona no lo conocía, lo más cercano que utilicé hace muchos años fue tobilleras, porque tengo pies cavos y el tendón de Aquiles se queda corto al prolongarse el puente del pie. (Pie cavo es cuando se tiene demasiado puente en los pies).

      Saludos! Y buen finde y que toque la lotería.

      Eliminar
  6. Juande: ¿qué tal sigues con la rodilla? ya veo que un poco mejor. Yo he comenzado esta semana con un tratamiento de la UNidad del Dolor, que me deja un poco atontada, pero que no me queda otra. ¿Que tal la S. Santa?. Un besito y a ver si me escribes al correo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Agueda, qué tal…? Encantado de verte en el mundo digital.

    La rodilla hoy se está quejando un poquito, no sé si será por el tiempo que está un poco revuelto.

    Y veo que tú estás también con estas continuas irregularidades… si lo que digo, que haber cuándo nos cambiamos estas fundas de tegumento y piezas óseas que fallan mucho y son de muy corta duración. Estoy deseando que llegue el día de los cíborg. Si aún estamos en este planeta seré uno de los primeros voluntarios… je, je… Una rodilla robótica no duele.

    La S Santa yo solo la celebro en lo que se refiere a vacaciones… y es muy poco tiempo. Te enviaré estos días un email.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Buenas Juande.
    Un post bastante acertado considerando la deformación y los ataques que hoy recibe el concepto de persona. Para empezar en la actualidad hay una clara tendencia a la despersonalización, a olvidar las cualidades que nos son innatas, todo ello impuesto por una sociedad demasiado materialista y superficial, donde lo único que importa es el dinero, como si fuera lo más importante. No hace falta ser millonario para darnos cuenta de que el dinero no lo es todo ni supone la felicidad completa, concepto este irreal, pero que muchos piensan que sí existe. Y en relación con esto también observamos el "borregismo" imperante, fruto del continuo bombardeo con modas absolutamente estúpidas que buscan la aniquilación de la persona y la iniciativa propia.
    Como bien dices, somos seres sociales, dependemos del grupo, eso ha hecho que nos hayamos colocado en la cúspide como especie dominante, pero a la vez también somos seres individuales, con nuestra forma de ser particular, con nuestras virtudes y defectos. Así es la condición humana, y mediante el equilibrio entre estas dos facetas de nuestra personalidad conseguiremos acercanos al bienestar común y propio. Un tema para escribir no sólo un libro sino una montaña de ellos. Ánimo pues.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Javier, qué tal…? Celebro verte por aquí.

      No te enfades tanto, que en la sociedad también hay gente, personas, maravillosas. No todo es pensamiento de masas dictado por cuatro chaquetas forradas de billetes.

      Me quedo en especial con esto que dices:

      «… conseguiremos acercarnos al bienestar común y propio»

      De eso no tengo ninguna duda. Lo conseguiremos. Pero de lo que no estoy seguro es de si eso lo que conseguiremos definitivamente aquí antes de salir, o… en otro lugar del Espacio después…

      Un abrazo‼

      Eliminar
  9. Juande, buenas tardes.
    Gracias por tu opinión sobre el libro "Reaccionados".
    Espero que para este verano encuentres otro que te guste más.
    A mí me ha dado este verano por leer libros más clásicos, ya te contaré.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Celeste, buenos días, qué tal en este sorprendente mes de julio…?

      En eso estoy, a ver si este verano me deleito un poco más con la lectura porque a lo largo del año no da tiempo a leer todo lo que uno quisiera.

      Espero que me cuentes luego sobre los clásicos. Yo, antes de «Reaccionados» leí (releí) también un clásico, «Un estudio en Escarlata», el primero de Conan Doyle que daría paso a los famosos casos del intrépido detective y su compañero el doctor Watson. Pero con trampa… es que me puse a leerlo en inglés. Y así era muy pesado, tardaría una eternidad en leerlo porque muchas veces tenía que utilizar el traductor… y nada, acabé leyéndolo en español, je, je…
      Ahora estoy leyendo «Esfera», de Michael Crichton, el que inspiró la película con el mismo título en el 98. Y a continuación me esperan dos grandes, uno es Paul Auster, y el otro Isaac Asimov, no sé cuál será primero.

      Desde hace meses, quiero releer de W Dyer, «Evite ser utilizado», pero es que aquí en Málaga, como eso de la cultura es algo muy raro… pues es muy difícil (o imposible) encontrar algunos libros, ni en las librerías más destacadas. Eso me obliga a leer algunos libros en formato digital.

      Abrazos.

      Eliminar
  10. Hola, Juande! Gracias por recordarnos una vez mas lo que somos, eso que muchos quisieran que olvidasemos.
    Y, claro que lo conseguiremos. El ser humano sigue evolucionando a pesar o gracias a los ataques de la fuerzas oscuras.
    Hace tanto tiempo que no se si debo preguntarte por tu rodilla. Jajaja! Supongo que ya andaras de nuevo con tus experimentos gimnasticos. Pero, oye, cuidado con la vocecita de la naturaleza...ella nos fija los limites, los reales.
    Un abrazo desde este verano eterno de por aqui.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Igoa, buenos días, celebro verte por aquí, qué tal…?

      Ojalá no hubiera ese «muchos que quisieran olvidar lo que somos».
      Qué mayor riqueza en el ser humano que tener el conocimiento de qué es Él mismo.

      La rodilla…? Pues gracias por preguntar. Y… había quedado regular. Pero ahora, estoy esperando que pasen estos días para que la doctora venga de sus vacaciones, le voy a decir que me dé cita para el especialista, el trauma, pues no me quedó bien, va fatal. Ya hasta me molesta horrores al subir escaleras. Sospecho que un ligamento continúa roto o quebrado, y da la casualidad de que está justo debajo de una microrrotura que ya tenía en el menisco.

      En cuanto a la Naturaleza… no opino lo mismo. Ella no nos fija ni marca nada, tan solo nos ha servido para darnos (o facilitarnos) la vida, nada más. A partir de ahí somos libres.
      Y de hecho… a mí la Naturaleza no me gusta mucho… Prefiero un mundo artificial.

      Abrazos!

      Eliminar